Meditar incrementa el tamaño del cerebro

0

Meditar incrementa el tamaño del cerebro

A las personas que meditan les crece el cerebro más que a las que no.

Investigadores de Harvard, Yale, y el Instituto Tecnológico de Massachusetts han encontrado la primera evidencia de que meditar puede alterar la estructura de nuestro cerebro. Las exploraciones cerebrales que realizaron revelaron que los meditadores experimentados mostraban un grosor superior en las partes del cerebro encargadas de la atención y de procesar los estímulos sensoriales externos.

En un area de la materia gris, el espesor se vuelve más pronunciado en personas mayores que en jóvenes. Esto es intrigante porque esas partes del cortex cerebral humano, o la capacidad de pensar, normalmente disminuye con la edad.

“Nuestros datos sugieren que la práctica de la meditación provoca plasticidad cortical en adultos en áreas importantes para los procesos cognitivos y emocionales y el bienestar,” dice Sara Lazar, jefa del estudio y psicóloga en la Scules Médica de Harvard. “Los descubrimientos coinciden con otros estudios que demostraban un engrosamiento de las áreas musicales del cerebro de los músicos, y en las áreas visuales y motoras de los jugadores. En otras palabras, la estructura cerebral de los adultos puede cambiar en función de la práctica de una actividad.”

Las investigaciones comparan los escáneres cerebrales de 20 meditadores experimentados con 15 que no lo son. A cuatro de los 20 se les enseñó meditación o yoga, pero no eran como monos viviendo recluidos. El resto trabajaban como abogados, médicos y periodistas. Todos los participantes eran de raza blanca. Durante el experimento, los metitadores meditaron; los demás simplemente se relajaron de la forma que quisieron.

Los meditadores practicaron Budismo “insight meditation,” centrándose en cosas presentes, como el ruido o las sensaciones corporales. No se involucraron en otros mantras “om” o cantos.

“El éxito es prestar atención a las experiencias sensoriales en lugar de al loa pensamientos sobre la experiencia sensorial” explica Lazar. “Por ejemplo, si repentinamente escuchas un ruido, solo lo escuchas en vez de pensar en el. Si tu pierna se cae durante el sueño, simplemente te centras en la sensación física. Si nopasa nada, pones atención en tu respiración” Los que meditaron correctamente, no desarrollaron pensamientos complejos.

Los participantes del estudio meditaron sobre 40 minutos al día. Algunos lo estubieron haciendo durante solo un año, otros durante décadas. La profundidad de la meditación fue medida por la lentitud de la frecuencia de la respiración. Los que más profundamente meditaron obtuvieron los mayores cambios en la estructura del cerebro. “Esto sugiere” concluye Lazar que las diferencias en la estructura cerebral fueron causadas por la meditación, más bien que las diferencias en el grosor del cerebro fueron causadas en primer lugar por su práctica”

Lazar practicó meditación durante 10 años y ahora practica meditación profunda tres veces por semana. Al principio no pensaba que funcionaría. Pero “Definitivamente he experimentado cambios beneficiosos” dece. “Reduce el estrés y me da claridad de pensamiento y tolerancia a las situaciones difíciles”

 

Controlar pensamientos aleatorios

La meditación profunda puede practicarse en cualquier momento y en cualquier lugar.

Las personas que lo hacen rápidamente mantienen controlados los pensamientos aleatorios poco sustanciosos” dice Lazar. “El éxito no es baciar tu cabeza, sino controlar los pensamientos descontrolados que impiden llegar a conclusiones.”

Ella usa este ejemplo: Al intentar cumplir con un plazo importante, la gente tiende a preocuparse por qué pasaría si no lo cumple, o si el producto final será lo suficientemente bueno para convencer al jefe. Podrías volverte loco haciéndote la pregunta “¿Qué pasaría si…?”. “Encambio, si te ciñeses al momento presente, en qué necesitas para hacer bien lo que estás haciendo en este momento, mucha de la sensación de estrés desaparecería” dice Lazar. “Los sentimientos se convierten en menos obstructivos y más motivacionales”.

El incremento del grosor de la materia gris no es muy grande, de 4 a 8 milésimas de pulgada. Estos incrementos son proporcionales al tiempo que la persona ha dedicado a meditar en su vida” anota Lanzar. “Esto sugiere que los diferentes engrosamientos son producidos por la práctica continuada y no por la simple diferencia entre los que meditan y los que no”

Por pequeños que sean, puedes apostar que estas diferencias van a provocar más estudios para encontrar qué es lo que sucede y cómo se podría utilizar la meditación para mejorar la salud y el bienestar, e incluso un envejecimiento más lento.

Es necesario aclarar más preguntas básicas. ¿Qué provoca el engrosamiento? ¿Produce la meditación más conexiones entre células neuronales o incrementa el riego sanguíneo? ¿Cómo influye este crecimiento cerebral en la vida diaria? ¿Provoca una mayor comunicación entre las áreas intelectuales y emocionales del cerebro?

Para conseguir respuestas, se están realizando esperimentos en el Hospital General de Massachusetts, asociado de Harvard donde Lazar es una investigadora científica y donde se han realizado estos estudios. Esta investigación solo incluye a 20 meditadores y sus cerebros fueron escaneados solo una vez.

“Los estudios fueron muy esperanzadores” resalta Lazar. “Pero el estudio necesita un gran número de personas y muchos tests realizados múltiples veces. También necesitamos examinar sus cerebros antes y después de la meditación. Estamos planeando hacer esto. Es posible que la investigación revele más sobre el función del pensamiento; esto es, cómo afecta esto a las emociones y al conocimiento en términos de juicio y conocimiento”

¿Retardar el envejecimiento?

Puesto que este tipo de meditación contrarresta el normal grosor de la superficie del cerebro, ¿podría influir en el retardo – incluso revertir – el paso del tiempo? Esto podría ser un verdadero sobresalto en el sentido más positivo.

Lanzar es cautelosa en su repuesta:

Nuestros datos sugieren que una pequeña parte del cerebro tiene un índice más lento de envejecimiento cortical, luego la meditación puede ayudar a prolongar aspectos del conocimiento en el tiempo afirma. Pero es importante recordar que los yoguis sufren de las mismas dolencias que el resto de nosotros. Ellos también envejecerán y morirán. De todas formas, se divierten e incrementan la capacidad de atención y memoria.”

Artículo original: Meditation found to increase brain size

Deja un comentario