Los placebos funcionan aunque sepas que los estás tomando

0

El “efecto placebo” es un fenómeno bien conocido en la comunidad médica por el cual los síntomas de un paciente mejoran mediante un tratamiento con una sustancia inocua y sin efectos directamente relacionados con el tratamiento de los síntomas o la enfermedad. Sería algo así como ver una mejoría en los dolores de espalda de un paciente tras tomar pastillas de azúcar.

Los placebos se han venido utilizando en pruebas clínicas para probar la efectividad de nuevos medicamentos, pero también se ha demostrado que el placebo tiene efectos medibles reales en la salud de los pacientes.

Hoy es aceptado el hecho de que los placebos funcionan. La Universidad de Harvard ha realizado un estudio en el que concluye que administrar placebos a pacientes que saben que están tomando placebos les ayuda a reducir el dolor.

Un ejemplo del funcionamiento del placebo se dio en un grupo de pacientes con dolores de espalda en la zona lumbar, siendo el dolor de espalda la causa número uno de discapacidad. Los pacientes que tomaron medicación más placebo notaron mayor alivio de dolor que quienes tomaron solo el medicamento.

Esto significa que el placebo funciona no solo cuando el paciente cree que está recibiendo medicación, sino también cuando sabe que está tomando placebo.

Una posible causa de esto es que el propio ritual médico, el hecho de “tomar una pastilla”, activa la región del cerero encargada de reportar el dolor. Los pacientes que saben que les han dado un placebo no se sienten engañados, sino que están en una aproximación más avanzada del tratamiento.

El uso de los placebos

Por supuesto, los placebos no pueden reemplazar todos los medicamentos. Pueden ayudar a mejorar los síntomas como náusea, dolor o fatiga. Pero no ayudarán con cáncer, ateroesclerosis o colesterol alto entre otros.

Se está llevando a cabo otro estudio para el posible uso de placebos en cuidados paliativos para tratar síntomas.

Otro posible uso se está estudiando que consiste en que cuando las condiciones sean adecuadas, dar a los pacientes un placebo en lugar de medicamentos directamente en casos como la depresión, el dolor crónico o la fatiga. Si funciona, bien, si no, medicamentos.

Deja un comentario