El aumento de las precipitaciones durante el invierno producirá un incremento de las alergias al polen

0

lluviasSegún la Seaic, el aumento de las precipitaciones durante el invierno producirá un incremento de las alergias al polen.

El índice de contaminación puede ser un factor determinante para que cada vez sea mayor el porcentaje de población afectada por rinitis alérgica.

Seis millones de españoles dependen cada primavera de los niveles de polinización. Durante los dos últimos años la reducción de las precipitaciones ayudó a los seis millones de españoles afectados por alergias al polen a reducir los síntomas de la enfermedad. Este año puede ser todo lo contrario. Así lo creen los expertos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), quienes esperan concentraciones acumuladas de polen de gramíneas (alergeno responsable del 87% de las alergias a pólenes) en el entorno de los 5.000 granos por metro cúbico de aire, el doble que la registrada el pasado año.

La rinitis alérgica estacional o polinosis se presenta normalmente en primavera y verano, pero con unas cifras de afectados que crecen anualmente. Para desvelar los motivos del aumento del número de enfermos el Ministerio de Medio Ambiente iniciará próximamente un estudio sobre el incremento de casos en la población infantil, partiendo de la base de que probablemente la interacción de los pólenes con las diminutas partículas de la contaminación atmosférica urbana están detrás de la causa.

 

Afección por zonas

En áreas del centro de España, como Madrid, cada vez son más aquellos que comienzan a mostrar síntomas durante los primeros meses del año, provocados por el aumento de la contaminación y de la plantación de cupresáceas y plátanos de sombra. Asimismo, los vehículos con motores diesel producen 150 veces más partículas en suspensión que los de gasolina, que favorecen el transporte del polen hasta el aparato respiratorio y aumentan la capacidad alergénica de los pólenes.

Este hecho posibilita que en las ciudades, frente a localidades rurales, con tan sólo la mitad de concentraciones de polen se alcance la misma respuesta. Otros estudios han confirmado que en las poblaciones con mayor índice de contaminación, los casos de ingresos en urgencias por asma bronquial se incrementan un 10%. Los expertos creen que casi la mitad de los afectados por rinitis alérgica no están diagnosticados.

La alergia al polen aparece normalmente en la adolescencia, aunque cada vez crecen más los casos en niños de entre cinco y diez años. Además, un 38% de los afectados por rinitis sufre asma, lo que agrava los problemas derivados de la enfermedad. Los síntomas más comunes son congestión nasal, conjuntivitis y asma durante la temporada de polinización de las plantas.

 

Artículos relacionados:

Los alergólogos advierten de que esta primavera se van a duplicar las concentraciones de polen

Tipos de alergias y sus causas

Deja un comentario